CONOCE A JENNA

Jenna* tiene seis años. Desde su infancia ha sido testigo de una amplia violencia doméstica. Su padrastro abusaba físicamente de su madre y abusaba emocionalmente de Jenna. Debido a la vida hogareña inestable de Jenna, a menudo estaba triste y con frecuencia contemplaba la posibilidad de autolesionarse. Finalmente, fue remitida a CGC.

Cuando comenzó la terapia de juego, el médico de Jenna la alentó a jugar con juguetes y hacer dibujos. A través de estas interacciones, el médico pudo evaluar y tratar la tristeza y el pensamiento auto agresivo de Jenna.

Después de unos meses de terapia, el terapeuta de CGC fue testigo de mejoras en los comportamientos y en las interacciones entre padres e hijos. Jenna ahora puede expresar mejor sus emociones verbalmente, lo que no solo ha ayudado con la relación entre ella y su madre, sino que también la ha abierto socialmente en la escuela.

es_ESSpanish (Spain)